BLANCA PORTILLO.

Medea, Festival de teatro clásico de Mérida. Agosto 2009.

“¡Blanca vuelve! ¡Eres la más grande! ¡Bravo!…”; que un desconocido te grite emocionado desde la grada de un teatro enorme, éstas o similares frases, resulta conmovedor, sobrecogedor, es casi imposible no verte envuelta en tan venturosa alabanza.

Imagino que a Blanca Portillo debe resultarle complejo explicar qué es lo que puede llegar a sentir una actriz al ser tan aplaudida.

Dicen que el teatro de Mérida, tenía una capacidad en su graderío (cávea) semicircular de 6000 espectadores. Aquella noche del 25 de agosto de 2009 (dentro del festival de teatro) con el cartel de “no hay entradas”, quedó  justificado el éxito del evento. No sé precisar exactamente, el número de mujeres y hombres que allí estuvimos, pero si puedo decir que todos, absolutamente todos, estuvimos de acuerdo en una cosa, Medea volvía a revivir, se tele transportaba desde el 413 a. C (año en que fue representada por primera vez) a nuestra siglo y se debía, sin duda alguna, a la magnífica interpretación, al excelente trabajo actoral de un enorme talento, el de Blanca.

En lo cotidiano, en muchas ocasiones, hacer algo bien hecho parece no tener mérito. Defendemos nuestros argumentos justificando la habilidad de “fulanita de tal” como algo innato en ella, como que no le supone esfuerzo, ni dedicación, ni trabajo, ni mucho menos responsabilidad. ¿Es una buena actriz el resultado de una “habilidad innata”, en este caso, para la interpretación?¿es el talento de “fulanita de tal” (porque se sabe que existe en ella), algo que por lo tanto, simplemente, se espera sin más?. Dicen que lo que está bien, (lo bien hecho), parece sencillo, eso pasa con la Portillo, es tan buena actriz, que no parece que le suponga esfuerzo, ni dedicación, ni trabajo, ni responsabilidad.

Cuando un cirujano opera (corta, mueve, recoloca, cose…) aplaudimos el resultado final, no pensamos más allá y quedamos boca abiertos del logró de la cirugía. Blanca Portillo es una prestigiosa “cirujana teatral” que interviene a sus personajes y no solo los opera, los resucita aún estando muertos.

Café con….

lina 

LINA VILA.

Ella prefiere pedirse un mojito, mientras un cigarrillo, (un “vogue”) descansa entre sus labios a la espera de ser encendido de un momento a otro. Tras una cotidiana persecución en su bolso (como la mejor de las “mary popins”), asoma apresado por su mano izquierda, el mechero y sin darnos cuenta, el humo del tabaco, crea la atmosfera perfecta que dará paso a nuestra conversación.

Lina invita siempre a charlar. Esta rubia de ojos azules como el cielo más despejado, se para a escucharte, a mirarte, y no ves signo alguno que le delate, ni indicio sobre su gesto que le descubra mientras te atiende, porque su hambre de conocer y su espíritu de saber, le convierten todos los días en la fiel espectadora que abonada a la vida, tiene numerada su butaca y puede acudir a tu cita.  

Te pinta cuando te escucha y con el rosado barniz de sus acuarelas te ofrece una entrega por capítulos de todas sus impresiones.

Ha nacido con un “don”. Del océano de su mirada, se proyecta al groso de su sistema nervioso, un sensor de incalculable valor, éste, se hace efectivo a través de sus manos. Lina es un pincel tímido y seguro, que retrata con precisión y conocimiento su obra.

Dibuja siempre en su color, (color de Lina Vila), y muerde, muerde de nervio, sus dedos, su carrillo y su propia boca para contener como quien guarda en un cajón lo que no piensa olvidar, lo que le bombea el corazón poniendo lluvia en sus mejillas o risa de algodón de feria.

Una niña con su vestidito de domingo y “converse” de pisa la calle y no dejes de andar.  Una furgoneta de cuadros promesa y carretera y manta, un helado de regaliz, una de las tres “haditas” y un desayuno francés.

Lina se ríe con todas las ganas y se le enciende todo el sol que la bautiza, aprovecha los segundos de una alegría y la parte por la mitad para compartirla contigo. En su perfume lleva el mar de sus años de estudiante, como una agradable brisa de buena compañía, tiene todos los museos en el disco duro de su memoria y si hay que visitar Madrid… pintura, bus urbano y Lina Vila.

Nos vamos a otro café a seguir charlando…esta vez creo adivinar que se pedirá un quemadillo, pero como dice el refrán, “no hay dos sin tres”.

Quede abierta la invitación al que se anime y guste de acompañarnos…, y es que con Lina, siempre es un placer, así da gusto.

Café con…

AMOR café

 

 

 

 

 

  AMOR PÉREZ BEA. 

Ella daba pequeños sorbitos a su café solo y  sobre la tacita blanca se tatuaban sus labios rojo carmín. Si hay algo que caracteriza a esta mujer de luminosos ojos verdes, (verdísimos como los caramelos de menta) son sus labios, siempre bien cubiertos de carmín, como la niña inquieta que perfila su dibujo, Amor colorea su boca todos los días.

Podría decirse que ella y sus cosas no tienen un sitio fijo donde colocarse, arbitrariamente viene y va y va y viene y apenas llega, ya se está marchando. Tiene un nervio, que no le deja estarse quieta y sin embargo, cuando se para, lo hace como el tren que llega a su destino y abre puertas para que bajen sus pasajeros. Así se estaciona abierta de par en par y es que Amor se transforma ya no en tren, sino en estación, porque recibe, acoge y acomoda. Dueña de un inmenso jardín de corazones, te convida a su banquete y pareces estar sentada al lado de la reina (disfrazada con el uniforme del servicio).

Hay oficios que se perpetuán en la historia de la humanidad, y que quienes los han forjado con esfuerzo, honradez, ánimo, tenacidad y destreza los hacen auténticos. Uno de esos testigos del tiempo, es el oficio de actriz. Esta entusiasta fémina de nombre renombrado, es carne de teatro, como “cabra que tira al monte”. Lo mismo se transforma en la novia de Buñuel, (a imagen y semejanza de Silvia Pinal), como se convierte en el impaciente conejo que siempre llega tarde, dentro de un desfigurado cuento con tintes de amistad y guerra (de olvido de poesías y cuadros de Dalí). De igual manera, fabrica el imperial báculo del cardenal Tabera y si me apuras, te recicla una caja de cartón y te monta un complejo de apartamentos, para la dulce bella durmiente, en Almenara (provincia de Valencia).

Yo la he visto en el Medievo, de bruja poseída, a punto de ser quemada en la hoguera, de viejo (bigote en morro y silla de ruedas), de madre del mismísimo Abú Hassan, de la temida Lady Macbeth ataviada de corona y con la mancha de sangre de Duncan sobre  sus manos. La he admirado, impresa en el Guernica, con su cara en blanco y negro; sosteniendo un cordero lechal en los brazos, cual amazona con pecho descubierto, a los pies de la columna del estilita barbudo de Simón del desierto.

Ha sido Agua, Ángel, Sequía, Blanca Nieves, Carmela sin Paulino, una de las madres de los hijos de Picasso (“zorra de pincel”), domadora de palabras en un “Ñaque moderno”, instructora de relojes, de muertes programadas, asesina de público insolente, Vizcondesa de la Morcilla en un martes o miércoles o quizá fuese un jueves de carnaval.

Se toma el café sin pausa pero sin prisa y es que estar con Amor es un instante generoso.

Hay un secreto que desvelaré: Amor pinta. Desde su tierra, (Teruel de campo amarillo y alpacas de trigo), desde su Hinojosa de campo escultórico y cómplices recuerdos, se podrían embalar setenta veces siete, toda su galería de arte y llegaríamos a Nueva York, porque con ella, el mundo se achica. Tiene tantos cuadros, dibujos, camisetas con su firma, paredes y murales que una “nave espacial” es el cofre de su piratería, una pirata de ojos verdes y camiseta a rayas rojas y blancas.

Me ha dicho un pajarito, que es tozuda e imperfecta y ella afirma: “no saber decir que no”.

He desayunado, almorzado, comido, merendado y cenado con ella, y confieso que son pesados sus convites gastronómicos, porque si cocinar bien es una virtud que te puede engordar, con Amor las dietas son utopía, sus platos son “bocatti di cardinali”. ¿Qué se puede esperar cuando te dan de comer y te juran haberlo hecho con “amor”?.

Pero nadie es tan perfecta…tiene una gran debilidad, desde hace seis años o desde hace siete o desde hace tres o ¿ya va para  dieciséis? o ¿eran doce?, quizá haya que sumar estas cantidades y dividirlas por cinco, que son sus ¡sobrinos!, únicos emperadores de su voluntad que pueden deshacerla y remontarla a su antojo, ante ellos confiesa “cruzaría un campo de minas”.

He aprendido la palabra “Amor” porque juntas tomamos café, pero no fue “uno solo” (como a ella le gusta), en este hoy que firman estas palabras, llevamos ya unos cuantos.

 

 

 

pROMOCIÓN sEGUNDO CURSO ESCUELA MUNICIPAL de Teatro 08/09

pROMOCIÓN sEGUNDO CURSO ESCUELA MUNICIPAL de Teatro 08/09

Título: SUMMER CIRCUS DREAMERS, EL FALLO DE PUCK.

 Días 8 y 9 de junio

 Horario a las 21 horas. Teatro Arbolé

 “Summer Circus Dreamers, el fallo de Puck”, (o lo que es lo mismo “Soñadores de un Circo de Verano, el fallo de Puck”), vuelve a llevarnos por los caminos más que teatralizados de las obras de William Shakespeare.

En está ocasión desde “Sueño de una Noche de Verano”, los alumnos de segundo curso de la Escuela Municipal de Teatro ofrecen su personal versión con ciertas connotaciones y simbología circense. Y es que al soñar, a veces, ocurren cosas inimaginables…

 Alumnos de Segundo Curso de la Escuela Municipal de Teatro:

Nashaat Abdel Hafez

Irene Alquezar

Christian Andrade

Victor Cabrejas

Alba Castillo

Noé Castillo

Daniel Costas

Isabel Ciria

Rocío del Pilar

Mónica Fuertes

Laura Gracia

Alejandro Monzón

Blanca Murcia

Victor Sierra

Francesc Tamarite

David Zabaleta

Javier Zapater

 

Dirección Blanca Resano.

Teatro, Danza y Pintura
Teatro, Danza y Pintura

LA IDEA DE LIA: LABORATORIO DE INVESTIGACIÓN ARTÍSTICA

 Las siglas LIA abarcan un amplio proyecto pedagógico multidisciplinar, experimental y práctico que incluye la interacción entre los diversos campos artísticos: teatro, danza, música, literatura, pintura, cine… LIA quiere ser un paso más allá en educación artística,  en su concepto se busca siempre el cruce de caminos de disciplinas artísticas, para que el participante se enriquezca, abra sus posibilidades y recursos expresivos hacia otros lenguajes, que a lo mejor no son el suyo propio pero sí le aportan a la hora de trabajar con ellos.

LIA es un punto de encuentro y diálogo, un Laboratorio para que las Artes y los Artistas se conozcan, se den la mano, para derribar fronteras estéticas o metodológicas que los separan y buscar caminos cruzados que enriquecen a las distintas formas de expresión, tanto para los alumnos como para los profesores que en él participen. 

PRIMER LIA: “SHAKESPEARE, A TRAVES DEL TEATRO, LA DANZA Y LA PINTURA”.

 Para que la palabra “Crear” tenga un sentido lo más amplio posible, se ha trabajado a lo largo de cinco días (del 13 al 17 de julio) y con un total  de 25 horas de duración el primer LIA. En esta primera ocasión  en la probeta se han mezclado teatro, danza y pintura, a través del hilo conductor común de un clásico: Shakespeare.

1.1 Propuesta metodológica:

A través de monólogos de personajes principales de la obra del dramaturgo inglés, seleccionados por Blanca Resano, directora de LIA y profesora de teatro, se implica a los alumnos en la elección de uno de ellos para profundizar en él a lo largo de las 25 horas de duración del curso. El participante acerca a su personaje, lo descompone y lo hace suyo,  siempre a través de los tres lenguajes artísticos seleccionados en esta ocasión para el Laboratorio: la interpretación teatral, el movimiento y danza, y  la plástica y pintura.

Así han surgido distintos Macbeths, Ofelias, Desdémonas, Julietas, Hamlets, Fondones… de acuerdo a la mirada de cada alumno y siempre reflejada con tres espejos diferentes, teatro, danza y pintura que nos han redescubierto al personaje. La aportación ha sido muy interesante tanto para cada alumno individualmente, como para el grupo y profesorado. Todos han descubierto cosas a través de esta aventura experimental. (ejemplo: un Macbeth atormentado reflejado en cuadros abstractos, o a través de la danza, es a través del cuerpo y el movimiento donde los alumnos ven a un Macbeth luchando con el puñal que aparece y desaparece al igual que la idea del asesinato,   o ya a través del teatro interpretando el monólogo del dramaturgo inglés)

 1.2 Participantes:

¿A quién va dirigido? El Laboratorio de Investigación Artística está abierto a todos aquellos que tengan un interés previo y formación en alguno de estos campos artísticos, en teatro, danza, expresión corporal… etc. Para actores, bailarines, pedagogos, profesores, estudiantes…, y siempre gente con la vocación de abrirse a otras disciplinas y formarse dentro de la expresión e interpretación de una forma más completa y amplia y descubrir nuevos caminos.

 En el caso concreto de esta primera experiencia ha predominado el interés de personas integradas en el campo teatral, (ya que el curso estaba apoyado por el CDA y el Sindicato de Actores y Actrices de Aragón) aunque también se han encontrado participantes más relacionados con la expresión corporal y con la gestión cultural. También el curso ha generado el interés en otras comunidades autónomas y nos hemos encontrado con un participante que ha venido desde Bilbao para realizar el LIA. Nuestro objetivo de cara a nuevos encuentros es abrir el abanico de participantes para generar interés en otras disciplinas (pedagogos, bailarines, pintores…) para que el encuentro sea todavía más enriquecedor.